Alimentos tóxicos para las mascotas

Por: lun 30 de enero de 2012

Muchas personas en México tenemos una mascota. Las mascotas forman una parte importante en la vida de una persona y se convierten en parte de la familia.

Los animalitos de compañía más populares para los mexicanos son los perros y los gatos. Ellos representan una alegría en los hogares y se llegan a considerar como medicina preventiva, ya que promueven la salud y prolongan la vida de sus amos.

Sin embargo, muchas veces les damos de comer alimentos que pueden ser deliciosos para nosotros, pero de hecho son peligrosos para nuestros perros y gatos.

Según la ASPCA (Centro de Control de Envenenamiento de Animales), el chocolate, las nueces de macadamia, el aguacate, las uvas, entre otros son tóxicos para nuestros animales de compañía.

A continuación presento la lista completa publicada en la página web de ASPCA.

Xilitol

El xilitol es un endulzante artificial que se encuentra en varios productos como la goma de mascar, dulces, mentas, alimentos horneados y pasta dental. El xilitol es maligno para los perros y gatos porque puede provocar una liberación repentina de insulina que conlleva a una hipoglucemia, que son los niveles bajos de azúcar en la sangre. También daña los riñones de los animales. Algunos síntomas pueden aparecer a los 30 minutos de haber comido algún alimento conteniendo xilitol y se pueden presentar como: vómito, letargo y pérdida de la coordinación, sin embargo, los síntomas pueden tardar en aparecer horas o inclusive días.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas y alimentos conteniendo alcohol pueden provocar vómito, diarrea, mala coordinación, dificultad para respirar, depresión del sistema nervioso central, convulsiones, coma, acidez sanguínea anormal e incluso la muerte.

Chocolate, Café y Cafeína

Estos productos contienen sustancias llamadas metilxantinas, las cuales al ser ingeridas por las mascotas, pueden causar vómito y diarrea, respiración jadeante, sed excesiva, urinación, hiperactividad, ritmo cardiaco anormal, convulsiones, ataques e incluso la muerte 24 horas después de que el animal se haya intoxicado. Hay que recalcar que entre más oscuro sea el chocolate, más peligroso es para las mascotas.

Aguacate

Las hojas, fruto, semillas y la corteza de los aguacates contienen persin y llegan a causar vómito y diarrea en las mascotas.

Uvas y Pasas

Las uvas y pasas pueden causar insuficiencia renal, sin embargo, los signos clínicos pueden ocurrir a las 24 horas de haber comido uvas o pasas e incluyen vómito, diarrea y letargo.

Nueces de Macadamia

Las nueces de macadamia son muy comunes en dulces, chocolates y galletas, por lo tanto hay que tener cuidado con estos alimentos. Las nueces llegan a causar debilidad, depresión, vómito, convulsiones, hipertermia y dolor articular. Los síntomas pueden aparecer a las 12 horas de haber ingerido nueces y en algunos casos se curan sin tratamiento en 24 o 48 horas.

Levadura

La levadura puede aumentar y causar gas que se acumula en el sistema digestivo de la mascota. Esto llega a ser muy doloroso y hacer que se rompa el estómago o los intestinos. Ya que el riesgo disminuye después de cocinar la masa y que la levadura se ha inflado completamente, las mascotas pueden llegar a consumir pequeñas cantidades de pan sin que les pase nada.

Huevos y Carne Cruda o Poco Cocida

La carne y los huevos crudos pueden tener bacterias como la Salmonella y el E. coli que son dañinos para las mascotas. Los huevos crudos también contienen una enzima llamada avidina que disminuye la absorción de la biotina (una vitamina B), causando problemas en la piel y el pelo.

Ajo y Cebollas

El ajo y la cebolla contienen químicos que dañan los glóbulos rojos y que también pueden causar irritación gastrointestinal. Los gatos son más susceptibles que los perros, pero éstos también están en riesgo si llegan a consumir una cantidad grande de ajo o de cebolla.

Leche

Las mascotas no tienen cantidades significantes de lactasa, la cual metaboliza la lactosa en leche, y es por eso que la leche y sus derivados pueden causar diarrea y otros problemas digestivos.

Sal

Grandes cantidades de sal en la dieta de las mascotas pueden producir urinación y sed excesiva e incluso envenenamiento. Los síntomas incluyen vómito, diarrea, depresión, convulsiones, fiebre, ataques e incluso la muerte.

Muchas intoxicaciones son accidentales así que la mejor manera de prevenirlas es manteniendo la comida lejos del alcance de las mascotas. En general no se les deben de dar alimentos que no sean para animales, a excepción de que hayan sido recomendados por un médico veterinario. Si  usted sospecha que su mascota esté intoxicada por haber consumido algo tóxico para ella, contacte a su veterinario inmediatamente.

italinosConocenos