Una isla llamada MIEDO

Por: jue 23 de febrero de 2012

¿Qué es el miedo? ¿Para qué sirve? ¿Cómo rige tu vida?

El miedo es una emoción primaria con función predictiva que nos advierte de las distintas situaciones de peligro en que nos vemos envueltos.  Su principal objetivo es el de evitar que suframos algún daño.

Esta emoción es necesaria para tomar precauciones ante las amenazas que se presenten, nace con nosotros, es decir es innata. Pero a medida que vamos creciendo la sociedad, nuestros padres y las experiencias de la vida en general, hacen que vayamos adquiriendo otros tantos miedos que se van uniendo a una gran lista, la cual en vez de ser de ayuda pasa a convertirse en una pesada lacra para nosotros.

Llegado este punto en el que el miedo pierde su función adaptativa y pasa a ser el eje de nuestra vida, “el temor al temer”  nos estará llevando a la ansiedad, la angustia e incluso a la depresión.  Pues el miedo ya no existe fuera de nosotros (en el entorno) sino que pasan a convertirse en miedo interno, del que desafortunadamente no puedes escapar.

Estamos constantemente evitando todo por miedo; no quiero enamorarme porque me harán daño, no quiero hablar en público porque se reirán de mí, no voy a intentar tal cosa porque no lo voy a conseguir. Vivimos constantemente bajo la amenaza del miedo. Ahora piensa ¿cómo habrían sido muchas de las situaciones de tu vida sin el factor miedo?, ¿o simplemente con un grado menor de miedo? ¿éste te beneficio o más bien se apoderó de ti? Y es que todo esto no es más que una manera de evitar enfrentarnos a la realidad, a salir al  mundo, a vivir…

Estudios demuestran que solo un 5% de lo que te preocupa ocurre realmente frente al 95% de las cosas que te preocupan que no ocurren jamás. ¿Cómo es ese 5% de importante para que le demos mayor prioridad a la hora de tomar decisiones? ¿Qué tal si le damos cabida y nos damos cuenta que la única manera de que desaparezcan estos miedos es enfrentarse a ellos?.

El polo contrario al “evito todo…”es el te ataco antes de que me ataques, te ignoro antes de que me ignores, o te engaño antes de que me engañes. Esto no son sino maneras encubiertas de miedo que tienen diferente forma de proceder pero que se siguen rigiendo por el mismo patrón; miedo a fracasar, miedo a la perdida, miedo al dolor.

            Sin duda el miedo es necesario para protegernos de ciertos peligros, pero si dejamos que éste sea el centro de nuestro mundo, caeremos en el peor de todos ellos que es sin duda alguna el miedo a vivir. Porque tras ese océano de miedos que rodea tu isla hay un mundo esperándote!!!!